miércoles, 14 de marzo de 2012

Capítulo 61

Estábamos hacía un largo rato sin hacer nada. Ese pequeño era maravilloso. Nunca había visto a un niño así, tenía un humor rebuscado e ingenioso y a la vez no perdía la inocencia. Cierto toque de picardía lo caracterizaba. 


-Angie.-Dijo en un tono de voz pensativo, rompiendo el silencio que allí reinaba.-Por qué el inquilino no se calla?
-Que?-Pregunté sin comprender nada.-Qué inquilino?
-El que tenemos adentro de la cabeza.-Contestó y Felix soltó una pequeña carcajada.
-Ah! No es un inquilino.-Dije algo risueña también.-Es como emm... es... algo así como la voz de la conciencia.
-Ah.-Contestó y hubo varios segundo más de silencio.-Y esa voz que tenemos adentro de la cabeza, se parece a la de afuera?
-Como?-Pregunté ya sabiendo que venían una serie de preguntas sin sentido que solía formular.
-Si, viste la vocesita de adentro cuando piensas?-Preguntó apoyando su cabeza sobre sus manos a modo de concentración.
-Si.-Contesté.
-Es igual o distinta a la que tenemos cuando hablamos normalmente?-Preguntó.
-No lo sé, me parece que es igual, nunca lo había pensado... Si, creo que es igual, Por que?-Contesté.
-Porque la que yo tengo a veces se parece a la de Mary, otras a la de mi profesora y otras veces a la mía.-Explicó.
-Es que...
-Pero no se parece tanto a la mía, porque yo grito, hablo rápido. Y ella habla así, toda despacito, suave.-Dijo hablando de esta manera.
-No, Arthur, no es que la voz de tu interior sea la de Mary, a veces recordarás su voz y parece que la oyes en tu cabeza.-Afirmé.
-Pero si yo oigo cosas que Mary nunca dijo!
-Entonces debe ser que imaginas cosas que Mary podría decir, con su voz igual y todo.
-...(Mmm).
-...
-Yo una vez imaginé algo que decía Mary, pero con la voz de mi abuela.-Dijo ahora, yo reí para mis adentros.
-De veras? Yo una vez soñé con una zapatilla que hablaba con la voz de mi tía.
-Buenísimo! yo una vez oí la voz de mi tío, pero no tenía a nadie adentro, era solo una voz.
-Mira que bárbaro Arthur! Yo una vez escuché a una voz que no hablaba, ni hacía ningún ruido.
-Y entonces como sabías que era una voz, si no hacía ningún ruido?!-Preguntó, yo volví a reír para mis adentros.
-Porque la miré a los ojos.
-Era una voz o una persona?-Inquirió.
-Una voz.-Respondí con una seguridad que me sorprendió.
-Las voces no tienen ojos!-Se quejó.
-Bueno, no vi sus ojos, pero calculé por donde tendría la panza.
-Le viste la panza?-Preguntó intrigado.
-Bueno, no exactamente, pero oí el ruido que hacía aquella.
-La panza también hacía un ruido?-preguntó.
-Dos ruidos, Arthur.
-Como dos ruidos??!!
-Si, así como lo escuchas, dos ruidos, pero que no se oían.-Contesté divertida, pero tratando de verme seria.
-Y como lo escuchaste si no se podía oír? Angela, me estás mintiendo!
-Nooo, como te voy a mentir pequeñito? Te estoy contando algo que me pasó!
-Y qué te decía la voz, Angie?!
-Me hablaba así, Arthur, muy muuuy bajito...
-Y que decía?-Inquirió nuevamente.
-(Susurrando) No hables fuerte, Arthur, no quiero que la voz me oiga.
-(Susurrando) Y que te decía?- Volvió a formular la pregunta, para este momento Félix estaba a punto de estallar a carcajadas. Pero intentaba no hacerlo, ya que los dos nos mostrábamos serios manteniendo esta conversación.
-(Susurrando) Me decía: Arthur tiene que irse a bañar...-Contesté recordando que Mary me dijo que debía bañarse.
-Angie! Uhh era una broma!
-No, Arthur, en serio (Susurrando) Me decía así: Arthur tiene que bañarse porque está muy sucio...
-Angela! Mira que si mientes te va a crecer la nariz.-Se excusó.
- (Susurrando aún) Y decía: Ojalá no nos crezca la nariz, porque todavía Arthur no se bañó y huele horrible.
-No me quiero bañar.
-...
-Qué piensas?-Preguntó.
-Perfecto, no te bañes.
-¡¿Por qué?!
-No quiero que te bañes!
-¡¡¿¿...??!! Pero... seguro?
-Arthur, te prohíbo que te bañes.
-...
-...
-Y... si y me quiero bañar, qué?
-No te dejo.
-Pero yo voy igual.-Contestó.
-Pero yo no te doy permiso.
-(corre hacia el baño) Angieee ya me voy a bañar!
-¡Arthur! No te bañás!
-(Je je) Angieee ya abrí el agua!
-Sal de ahí Arhur!
-(Je je je) Angiee ya me estoy bañando!


Una sonrisa de satisfacción se dibujó en mi rostro, Félix miraba sin aún comprender.


-Psicología inversa.-Explique y me tiré sobre el sofá...




Cortito el cap. De pescetti, lo adoro, es un ídolo!

1 comentario:

  1. xDDDDDD SICOLOGIA INVERSA, HASTA A MI ME CONFUNDIO e_e xD Muy Bueno:D

    ResponderEliminar