sábado, 24 de diciembre de 2011

Capítulo 16 parte II

-Pero en que mundo vives? Es navidad!-Contestó y rió.
-Navidaaad!-Exclamé, lo había olvidado por completo.
Subí rápidamente las escaleras y me vestí con lo primero que encontré. Era un vestido amarillo, horrible  para yo lo que acostumbraba, pero era lo que solía usarse en la época.
























Sin importar como me viera corrí hacia el primer piso, tirando al pasar lámparas, mesas, y cosas por el estilo. Félix se rió de mi apariencia pero no le di importancia y salí a la calle.
-Angie!-Dijo Mary que estaba hablando con Iván.
-Ahora no!-Dije y seguí corriendo, la gente me observaba como si estuviese loca.
-Que extraña es...-Dijo Iván a Mary.
No tenía tiempo para aquello, había olvidado que era navidad. Debí haberlo imaginado, todos esos adornos. Pero no tenía tiempo para lamentarme, solo disponía de un poco de él para aunque sea comprarle algún regalo a Juliet, que había sido tan generosa con nosotros. Horas y horas recorriendo el centro de la ciudad, cada tanto me quedaba observando con fascinación los autos tan distintos a como yo los conocía. Por fin, ya tenía los regalos. Pero estaba agotada, hasta que vi algo que cambió mi estado de ánimo radicalmente: una cafetería de los años 50, siempre me habían gustado! Sin dudarlo dos veces, entré. 



Era una lugar genial. Una señora algo mayor se acercó hacia mi.
-Que quieres ordenar?-Dijo sacando un lápiz.
-No sé, tráeme cualquier cosa.- Dije observando el lugar, impresionada.
Al cabo de unos minutos volvió, fue muy rápido.
-Aquí tienes.-Dijo y dejo un gran vaso sobre la mesa.
Ya cansada, decidí volver a casa. Le pagué a aquella anciana, y me fui de ese lugar. Estaba cargada de bolsas de todo tipo de tamaño. Y, para empeorar la situación había comenzado a llover. Pero, no tenía sentido tomar un taxi, ya que no estaba tan lejos de casa. Así que decidí caminar. Estaba ya a unos pocos metros de casa, allí estaban Mary e Iván, como siempre. Iba tan concentrada en mis pensamientos, que no me percaté de la presencia de un muchacho, que tropezó conmigo, haciendo que cayera al suelo, más precisamente, en el lodo. De lejos podían oírse las risas de Mary.
-Eres un idiota!-Dije sin voltear, observando mi vestido, que aunque fuese horrible, estaba arruinado.
-Lo siento.- Dijo y volteé. No podía ser, definitivamente no...- No fue mi intención.
Ese chico se me hacía muy familiar. Tenía un peinado al estilo Elvis, llevaba lentes oscuros y una bufanda negra.
-De veras, lo siento.- Dijo nuevamente.- Además, eso no vale la pena, podrías hacerte uno igual con un mantel.- Dijo riendo, de lejos podían oírse las carcajadas de Iván y Mary.
-Qué dijiste?!-Dije enojada, aunque sabía que tenía razón. Pero quién se creía? Además de haber tropezado conmigo, dice eso?
-Te apuesto a que lo golpea.- Dijo Iván a Mary y rió. 
-Quién te crees?!-Dije enojada, pero me interrumpió.
-Lo siento, enserio.- Dijo mirando al suelo. Pero yo estaba demasiado enojada, y seguí gritándole.
-Sabes que?! No se porque sigo hablando contigo.-Dije.- Vete a la mierda!
Dicho esto seguí mi camino hasta casa. Ignoré los comentarios de Mary quien exigía a Iván haber ganado la apuesta. Antes de entrar a mi hogar, volteé, aquel chico estaba hablando con ellos, al parecer lo conocían. No le di importancia a esto, y entre. Sigilosamente avancé por la sala, tratando de llegar rápidamente a la escalera, pero sin hacer el menor ruido. Lo logre! Ya estaba en mi habitación. Me bañé y al cambiarme observé el ''vestido'' que estaba allí sobre la cama, y pensé que tal vez fui muy exagerada con ese muchacho. Pero eso no importaba ahora, abajo estaban esperándome para cenar...

2 comentarios:

  1. :O george, paul, john? D: feliz navidad :)

    ResponderEliminar
  2. uuuuuuuuuuuuy ¿quién será el muchacho? maybe...¿stu?

    ResponderEliminar